tips

Cómo hacer un bizcocho esponjoso?

Hoy vamos a hablar sobre cómo hacer un bizcocho esponjoso y darte toda la información que necesitas para lograr hacer el mejor bizcochuelo casero.

¿Qué es un bizcocho?

Un bizcocho, bizcochuelo o queque es básicamente una masa batida de estructura aireada, que se confeccionan a base de huevos, azúcar y harina (generalmente harina de trigo).

Siendo estos tres ingredientes los básicos a utilizar, adicionalmente se puede incorporar un elemento graso como la mantequilla, manteca vegetal o aceite. También se suele adicionar polvo de hornear (levadura química) lo cual da volúmen al bizcocho, aunque con las claras de huevo montadas a punto de nieve se consigue el mismo efecto.

El bizcochuelo o queque, admite que se le adicione líquidos, como la leche o algún licor.

En algunos países el bizcocho se diferencia de la torta porque no contiene un elemento graso en su preparación, mientras que la torta siempre lo lleva.

Los bizcochos siempre se hornean a una temperatura de entre 180°C a 190°C hasta que alcance su cocción, y el tiempo variará de acuerdo al tamaño del bizcocho.

¿Cuántas clases de bizcochos existen?

Existen algunos tipo de bizcochuelos, la siguiente tabla te explicará a detalle de qué se trata cada tipo de bizcocho

Clasificación del bizcochuelo

Por técnica de preparación

Técnica en frío Técnica en caliente (50°C)
En plancha En molde
Horno fuerte 200°C Horno medio 170°C
Tiempo 8´a 10´ Tiempo 30´a 40´
Por ingredientes Liviano Mediano Pesado Genoise
Huevos 50 g 50 g 50 g
Harina 10 g a 20 g 25 g a 40 g 50 g
Azúcar 10 g a 20 g 25 g a 40 g 50 g
+ Mantequilla

Si no se pone mayor cantidad de azúcar, podría servir para relleno de preparaciones saladas como son camarones. pollo, jamón, verduras, etc.

No te pierdas la receta del bizcochuelo pesado

¿Cuáles son las formas de trabajar la masa del bizocho?



Existen dos formas de trabajar la masa del bizcocho:

  • Al calor
  • Al frío

Preparación del bizcocho al calor

Se coloca a baño María (que no pase de 40° o 50°C) los huevos y el azúcar hasta lograr que el azúcar se derrita, batir los huevos con el azúcar hasta lograr que la masa haya triplicado su volúmen y su color sa blancuzco.

También se puede realizar este proceso a fuego directo, siempre y cuando no se caliente demasiado para evitar que las proteínas de los huevos se empiecen a coagular.

El resultado de realizar de esta manera es excelente, pues vamos a tener una masa muy aireada que es lo que se requiere para los bizcohos.

Preparación del bizcocho al frío

En este caso se debe separar las claras de las yemas, y se baten por separado las yemas y las claras se baten con el azúcar. Luego se mezclan todos estos ingredientes con la harina.

¿Cómo obtener bizcochos esponjosos?

Durante la emulsión de la mezcla, el huevo debe aumentar tres veces su volúmen, esto se mide mediante la apreciación de la textura del batido, debiendo quedar espumoso y desprendiéndose de la varilla en forma de copos no muy espesos, y que al caer formen un cordón que permanece sobre lasuperficie del batido (esto se conoce como punto de letra).

Cuando se realiza un batido excesivo, esto producirá como resultado un bizcocho horneado que se desmiga con facilidad al cortarlo, complicando de esta forma su posterior manipulación.

Por el contrario, un batido poco emulsionado y con escaso volúmen, dará cpomo resultado un bizcocho que se desarrolla poco durante su horneo y queda apelmazado y sin miga una vez cocido.

La mezcla de la harina con la emulsión de los huevos debe realizarse con especial cuidado, vigilando que no se baje la mezcla de los huevos, pero al mismo tiempo controlando que no queden grumos de harina en la mezcla de la masa del bizcocho.

La harina debe incorporarse previamente tamizada y de una forma suave sobre el batido. Para su incorporación es recomendable hacerlo con una espátula o pala o inclusive la mano (no se debe usar varillas).

El molde o plancha en el que se vierte la preparación debe estar previamente tratado, sea con papel encerado o papel periódico engrasado, o en su defecto simplemente engrasando y enharinando el molde o plancha. Esto evitará que el bizcocho se pegue al molde, rompiéndose al desprender.

Cuando se utilizan moldes se deben llenar las 3/4 partes del mismo, para que cuando crezca el bizcocho no se derrame del molde.

El horneado se debe realizar inmediatamente después del batido, si retrasamos el horneado se perderá el volúmen del aire del bizcocho.


La temperatura del horno variará según el tamaño del molde y de la preparación para lo cual está hecha, así hay que tomar en cuenta estos parámetros:

Tiempo de horneado del bizcocho dependiendo de su tipo

Masa de pasteles se hornean de 180°C a 200°C por un tiempo de 15 a 30 minutos.

Masa para planchas de 210°C a 230°C por un período de 7 a 10 minutos.

La masa para planchas se hornea a temperaturas elevadas para obtener bizcochos más elevados y menos secos y quebradizos.

Sugerencias para la preparación del bizcocho

La harina puede sustiruirse total o parcialmente por maicena y se consigue yn bizcocho con menos volumen pero de mayor consistencia; esto es válido para bizcochos que van a sufrir una mayor manipulación hasta su finalización.

La emulsión de los huevos puede realizarse de forma independiente, separando y batiendo por separado las claras y las yemas. Se comenzará batiendo las yemas con el azúcar a temperatura moderada hasta conseguir un batido cremoso, momento en el cual se incorporará la harina. A continuación se montarán las claras a temperatura ambiente hasta alcanzar el punto de nieve, las cuales se añadirán con suavidad y movimientos envolventes a la mezcla anterior.

Para facilitar esta mezcla se añadirá una cucharada de agua que posibilitará una mejor homogenización de la harina con las yemas. Puede optarse por no separar todos los huevos y montar solo parte de las claras, igualmente puede añadirse unas claras más según la receta.

El batido del bizcochuelo admite aromatizantes y saborizantes como cacao, miel, canela, café, etc. La cantidad y características de ellos, indicará si se debe o no sustituirlos por algún ingrediente y en qué medida, como por ejemplo, en el caso de la miel con elación al azúcar, o el cacao con relación a la harina. La única previsión que se debe tener clara es que no hay que deproporcionar y que la adición de elementos pesados alteran las particularidades de estas preparaciones.

Cuando se elaboran planchas de bizcochuelos, la sustitusión de 10% del azúcar por glucosa favorecerá su manipulado consiguiendo un producto más flexible.

Errores comunes en la elaboración del bizcocho y cómo evitarlos

Vamos a analizar los defectos de los bizcohos para saber como evitarlos, y así conseguir los mejores resultados.

Bizcocho hundido en el centro

Si tu bizcocho se ha hundido en el centro, esto se debe a que la última parte del batido de la mezcla se volcó en el centro del molde, para evitar esto, debes verter la última parte de la masa en las partes laterales dentro del molde.

Bizcocho con pancita (elevado en el centro)

Si tu a tu bizcochuelo se le ha formado pancita, la causa se debea que la temperatura del horno estuvo demasiado caliente, recuerda siempre controlar la temperatura del horno.

Bizcocho con escaso desarrollo

En este caso, la razón puede ser que la puerta del horno se cerró de golpe y fuertemente, lo que provocó que se desestabilice el batido perdiendo el volumen del bizcoho, para evitar que estosuceda siempre debes cerrar la puerta del horno con delizadeza.

Bizcocho con falta de desarrollo

Esto se puede deber a varias causas, que son:

  1. Batido insuficiente
  2. Incorporación de la harina con la batidora en marcha
  3. Exceso de harina

Para evitar que esto suceda, debes batir hasta alcanzar el punto de cinta, incorporar la harina en forma manual con la ayuda de una espátula de forma envolvente y pesar la harina con exactitud (es mejor siempre tener una balanza de alimentos).

Recetas de cupcakes
GRATIS a tu correo

Si quiero recibir recetas de Cupcakes a mi correo

Gracias por tu suscripcion

Oh, oh! Algo salio mal

Join The Discussion